El Doodle de Google dedicado a los 482 años de Maracaibo.


He dejado mi típica procastinación del tipo a quién cada día le cuesta escribir más y más, para entregar un momento de tecleos a la ciudad que me vio nacer. Lo hago porque en este preciso instante mi mente y mi alma, creo, (si es que la tengo) me atormentan con las siguientes preguntas:

¿Qué te han hecho esta ciudad y su gente para que te causen esa predisposición a adversarlos?

¿Qué?! ¡¿No te gusta el calor, el lago, la china y el puente?!

Me vienen más preguntas que potencian la lucha interna, pero estas dos me parecen las que mejor expresan mi angustia e incertidumbre.

Intento responder, intento bajar la guardia, pero tan solo imaginar que en los venideros 500 años, todavía la consigna sea: Calor, lago, china, puente, gaita e indígenas, para sentir un orgullo furibundo de “Habitante Alfa” sin derecho a dudar o hacer una auto revisión, aunque sea, “por no dejar. “

Tal estado de las cosas me hace sentir como ese despreciable Judas que ha traicionado a su dios, entregándolo al patíbulo por unos cuantos CD`s de rock and roll, 3 DVD’s de Tarantino y un libro de marketing de la escuela sueca de economía.

A mis treinta y tantos, leo la misma historia, escucho la misma gaita y veo los mismos monumentos. Resulta difícil embarcarse en aventuras atípicas como el arte o un tipo de entretenimiento, a parte de los " Más de lo mismo" que ya existen.


Si esto fuera posible, si nos permitieran darle un aire modernizador a la región. Un ángulo a parte, un tentáculo extra. Otra mirada, moldeada por manos y espíritus diferentes. Aquí, muy pocas cosas permanecen, casi ninguna evoluciona, todo es condenadamente efímero.

Todos sabemos que el país atraviesa por una crisis y eso hace que una ciudad como esta te abofetee si no le vendes barato tu culo al político chavista o de oposición que se esté explotando el hígado y las neuronas con Whisky 18 años.  Súmenle el ultra conservadurismo tipo Texas que practican la mayoría de sus pobladores.

Una de las ciudades más opositoras y adversas al régimen, cosa que me gustaría apoyar, tan solo, si los empresarios y líderes “exitosos” que nos representan, no estuvieran pendientes de tener el modus vivendi de los personajes principales de “El Capo” o “El Cartel de los sapos”, esa misma mentalidad y conducta se derrama desde sus Pent Houses de La Virginia hasta el rancho más caluroso del barrio El Hediondito, Integración Comunal, Motocross y un largo etc.


Una ciudad, un estado, violentamente predecible, con la ley del más arrecho y que pelea contra la mafia militar que nos gobierna, es ejemplo de lo bueno y lo malo. Me une a ella una enfermiza relación de amor/odio, la cual, me ha hecho decidir ir a un terapeuta, pero rápidamente desisto de esta idea porque sé que la medicación me hará sentir más miserable y estúpido, sobre todo, al saber que vendrán generaciones y generaciones de artistas, deportistas, políticos, científicos, funcionarios y gente promedio que se rasgarán las vestiduras declarando su amor puro al calor, el lago, la china, el puente, la basílica, la gaita, Santa Lucía, la plaza de toros, la feria, las lucecitas y el mirador. 

Este fenómeno es percibido por este servidor como una moda inercial, porque no se puede contradecir el Regionalismo de esos Habitantes Alfa que son una bendita mayoría.

La tercera pregunta surge cuando desarrollo este párrafo y es muy fuerte, quizás sea la principal:

¿Soy el único que percibe así a la “Tierra del sol amada"? (¿Más cliché?)
Y de pronto, surge una cuarta interrogante:

¿Seré una persona alienada, enajenada y frustrada que merece la cárcel, la muerte o atiborrarse de antidepresivos hasta ver con orgullo el calor, la gente, el lago, la china, la gaita, la basílica, el puente, la lemna, la inciudadanía, los atracos?

Alguien responda ¿ O tendré que esperar otros 482 años?.

Finalizo con estas preguntas a la 2:09 AM, esperando con ansias el Doodle de Google, dedicado al aniversario de la ciudad más bella de la bolita del mundo.

© Edwing Salas


Comentarios

Juanfer ha dicho que…
Que post tan arrecho. Gracias por describir mis sentimientos para con la ciudad, especialmente eso de Neo-conservadurismo post-Texas o algo así. Le diste en el clavo. Las entrevista a Heber y el otro están chéveres también.
Edwing Salas ha dicho que…
Muy agradecido, ya sé que no soy el único, este blog está a la orden, espero lo visites nuevamente !