Entrevista a Mahamet-Saleh Haroun. Un cineasta demasiado honesto consigo mismo.

Comentarios