Auto Homenaje/ Autoenfrentamiento -Experimento Nº 3-

Es sábado por la mañana, me encuentro de muy buen humor y estoy recopilando viejos escritos mios de Predicado.com, un portal donde empecé a publicar narraciones y atrevidos intentos de poesía. Al crear este blog, ya no hizo falta publicar en portales ajenos. Así que he traído hoy una serie de obras que llamaré Auto Homenaje/ Autoenfrentamiento, que no es otra cosa que la publicación de estas escrituras retro como un homenaje a mi testarudez y un enfrentemiento con quien soy hoy en día a ver que tanto he progresado o involucionado. 

 

Coordenadas    11 de Agosto 2005

 

La buena noticia

podría ser 

ver la muerte sentada de frente

contemplándonos en un domingo ritualista 


Las buenas nuevas
podrían ser
las negaciones de todos los pasados
el desvanecimiento del futuro.

Especular
la presunta libertad de sobrevolar en circulo
el cráter umbilical 
Percibir su calor
al contacto con las papilas gustativas. 

Especular 
En realidad
han sido pocos detalles
escasas horas 

¿Quién ha dicho
que la oscuridad
no es el gran estímulo
que hace arder la vela? 

Sutil llama
que se menea con el viento
sin terminar
un claro acercamiento entre dos puntos 

Llora el reloj
ríe el recuerdo
se complace la locura
murmuran los silencios 

Presenciar con la lengua
el despertar de una aureola rosada
en la cumbre del nevado seno

Suave
Inmaculada  
entre chispas de estrellas
Especulaciones
sobre esa lejana vía láctea 

Que calle la centella
y se hinche el vacío 
Yergue sobre tu figura
que se separa más y más
del suelo que pisan los condenados

Cauce humedecido
para un torrente de vitales espasmos
arrasan con su poder creador
atmósferas envolventes en sabores
y olores de carne y sal benditas 


Las hormigas están quemándose en lava 
Resuenan en el sentido figurado de los sueños 
El desequilibrio químico de las miradas,
los roces, los alientos. 

Especular
sobre esas verdades
por descubrir 

De costa a costa
Polo a polo
Cielo a cielo

Del hipotálamo a la dermis 
Estallido cósmico 
Ahogo,
ardor del goce
que hace respirar
bajo el mar de desenfrenos 

por donde se moverán
los pasos descalzos
sin tierra seca por sendero 

Embriágate de gloria
con o sin café 
Las gaviotas que buscan 
Los topos bajo el cementerio 
Nadie es por casualidad 
Y nadie es porque quiere ser 

Palabras a ras del cuello 
Que repiten condiciones o sentencias 
Manteniendo secretos
que hoy develamos 
Con futura sapiencia de cuerpos 
Sin memoria del descanso 
Con la sangre bombeando a destiempo 

Brillo colado entre fluidos,
un solo calor,
un mismo vuelo 

Poros impensables, inconcebibles,
incesantes e insufribles 
Producen chispa al cruzarse 
Para repetir en trayectorias
lo que en dimensiones de tiempo y espacio
no ha alcanzado para un temperamental sosiego. 

 


Pour vous... Vous voyez que je nai pas oublié. 

(c) Edwing Salas


Comentarios