Entrevista a Los Autómatas Inteligentes


Rafael Valera es un tipo curtido de producciones audiovisuales originales y transgresoras, su pasión por la imagen solo es comparable con su pasión hacia la música, la cual, ha sido parte importante de su vida, por eso, no es de extrañar que su proyecto Los Autómatas Inteligentes sea una crónica sicótica de la vida de un creador de la destrucción.


E.S.: ¿Primero que nada me gustaría saber cuan autómatas e inteligentes creen ser?

R.V.: Yo soy bastante autómata. Nunca pienso antes de hacer las cosas. Lo de Autómata Inteligente es obviamente una contradicción, se refiere más que todo a androides y supercomputadoras (desde una perspectiva cincuentera)…conclusión, soy muy autómata y nada inteligente. 

E.S.: Su sonido es atemporal, crudo y despreocupado, ¿es un jamming infernal? ¿Están poseídos? ¿Purgan alguna condena?

R.V.: Si, casi todo es una purga de miles de condenas obvias, además de catarsis. Todas las canciones de los autómatas están escritas en momentos de ansiedad, baja autoestima y ganas de matar. Por eso se escriben. Si no fuésemos músicos, estuviesemos pervirtiendo a los menores en la calle, a bordo de un carro negro con vidrios ahumados…tipo en ALERTA cuando echaban los cuentos de las sectas satánicas y cómo captaban nuevos miembros.

E.S.: En la misma onda de la pregunta anterior, sus canciones reflejan rabia ironía y postmodernidad. Podrían explicar por qué se origina este resultado.

R.V.: Todo es muy orgánico en los autómatas. Las canciones salen de las tripas y sin pensar. No somos el tipo de banda que piensa mucho sobre el resultado, o sobre la idea preconcebida de lo que debería ser una canción o melodía. En mi opinión, esa es precisamente la debacle del rock nacional. La gente pareciese que tuviera el empuje de sonar a algo que les guste y eso hace que anule cualquier tipo de originalidad. En nuestra música, las influencias salen solas e inadvertidas. Y en mi opinión, es el verdadero camino de lograr un sonido propio. Crear sin preocuparse. La gente sobreestima la opinión basura de las masas. Casi todas nuestras canciones son compuestas en menos de media hora, en un multitrack en mi baño. Lo demás se va agregando luego en los ensayos. Incluso en esa parte, todo sale solo, somos muy buenos en dejar fluir las cosas y uno de los mejores aditivos de esta banda es que casi nunca tocamos las canciones de igual forma. 




E.S.: Hablen de su video clip promocional “Cómo lo limito”

R.V.: Yo tengo una colección de cortos de Nick Zedd y Richard Kern, son los llamados “Reyes de la transgresión”. En uno de los cortos había una monja azul con las tetas afuera, que lamía el cuerpo de un tipo lleno de quemaduras. Eso me abrió un poco los ojos a la dirección de la idea de nuestro primer video. Yo sólo estaba empeñado en la monja azul con las tetas afuera. Le muestro el video a Heberto  (Baterista) y él se enferma de la misma manera. Le da un twist, diciendo que quería recrear una especie de altar medieval en video, donde todo permanece en su sitio pero moviendose. La monja es uno de los personajes principales. Como no teníamos idea de cómo ir vestidos, yo saqué un poco de batas negras y blancas con capuchas que había reciclado de una película que rodé este año. Lo demás fue pantalla verde y diversión autómata. Heberto hizo un trabajo genial dirigiendo, y creo que es su mejor video.

E.S.: Como no se me ocurre nada más interesante ahí les va una pregunta cliché ¿Es duro ser artista?

R.V.: Siempre va a ser duro. Creo que eso va con el paquete. Para mí es solamente duro económicamente, porque por otro lado la capacidad de escribir, tocar música, hacer una peli, son los mejores momentos de mi vida. Cuando estoy en un set o tocando, es cuando verdaderamente me siento completo. Cuando eso para, comienzan los problemas de nuevo. Si yo no fuese artista o alguien vinculado a la creación prácticamente diaria; quizás hubiese sido un mafioso o violador o trabajador de seguros martillando donde pudiese. Me gastaría todo el dinero en droga y putas, jamás tendría hijos y viviese una vida sin planes o metas. Suena bien no? Me lo puedo replantear todavía...

E.S.: Hoy no amanecí muy creativo para preguntar. Aquí va otra pregunta que seguro les harían en Tendencias, Estampas Zulianas o Panorama ¿Cómo se consideran: Artistas o Artesanos?

R.V.: Paso. Tú puedes hacerlo mejor que eso.

E.S.: ¿Puedo saber en qué creen ustedes?

R.V.: En que las mujeres tienen todo el poder, y los hombres somos unos mendigos sociales. 

E.S.:Hablen del colectivo musical al cual pertenecen: Entorno Doméstico.

R.V.: Eso te lo puede decir mejor el Heberto o Roberto. Así que…over to you Heberto.

E.S.: ¿Recomiendan otros artistas de ese colectivo? y por qué

R.V.: Todos son geniales. A mi particularmente me llega más Al Cruzar la Calle, me gusta las composiciones simples de Linda, y precisamente esa simplicidad es mucho más compleja que no sé...(pa tirar algo super progresivo) Emerson, Lake and Palmer. No es nada forzada y a veces puede ser muy dark. Y no voy a hablar más porque me sacaron el culo del grupo que acompaña a Linda...Por supuesto TLX, como no gustarme, diseñado para ser consumido en masas. Grandes..y estúpidos…además me robaron al bajista y en todos los ensayos viven hablando de TLX, lo que me parte los cojones..pero me lo calo, porque son mis amigos, compañeros de bandas y gatos, como yo.

E.S.:Próximas presentaciones, irrupciones y accesorios

R.V.: Estamos grabando un disco que tendrá por título “El Libro de los Autómatas Inteligentes”, saldrá en Enero y tendrá 8 canciones. Nos presentamos en jóvenes con FIA en el Lía Bermúdez en Octubre y en Diciembre en el 1er Festival de Entorno Doméstico. Por ahora eso…y bueno, videoclips para todas las canciones del Ep. El segundo será de la cancion “Ectoplasma” y saldrá a finales de Octubre. Por ahora eso...

E.S.:Palabras para los lectores de este blog:

R.V.: Somos los salvadores. Idolátrennos.

Comentarios