Memoria Llena


Es un vestido rugoso 
Azul Marino 
El mar sobre tu piel 
Canto Silencioso Sirena que no pretende hechizar 
Cangrejo que lleva encima 
La vastedad desoladora 
La mirada perdida en el horizonte 
La mala mano en esta partida 
Ases por tréboles 
Comodín de la despedida 
Encuentro innecesario 
Olas quebradas sobre el mecanismo del reloj 
Vacío que inunda cada compartimiento 
La duda en la respiración 
Las porosidades blancas 
Las complexiones delgadas 
Las edades doradas 
Los sueños en ebullición 
Ese vestido que llevas 
Son los paisajes donde deseas perderte 
Esos lugares donde llueve sombra 
Donde te diriges en cada descuido 
Donde te cobijas con tu espíritu libre 
Es la certeza lo que rompe huesos 
Lo que establece la acertada distancia 
Lo que impide surfear en esas olas y arrancarlas 
Para sumergirme en la profundidad de tu anhelada 
y morbosa libertad 
La corriente arrastra hacia la resaca, 
 La resaca asfixiante de preguntas 
El arrecife que rasgará más que una piel, 
una piel de esclavo. 
Carne viva sin pequeña muerte 
Se pudre de inanición 
Como planes fijados con tachuelas 
En una cartelera de trabajos destacados 
En un Cuadro de honor desahuciado. 

 © Edwing Salas 01/04/12

Comentarios