El Ninja Misterioso


Particularmente para Ático la inteligencia proviene de acumular conocimiento de manera compulsiva, brutal y sin ninguna clase de compasión. Información es poder.

Cuenta una anécdota:

-Una vez, un asesor outsourcing de campaña le dijo al estratega de un determinado político; “Su candidato es el nuevo champú que hay que vender”. Él no lo entendió así y la reunión de tormenta de ideas terminó de inmediato.

Tras las risas (autenticas y fingidas) de su corte personal, continuó con su improvisada clase magistral.

-Ya sea de derecha, izquierda o centro, la tendencia política de la cual queremos que la gente se enamore, se debe al pilar universal del capitalismo: Dólares, billete pues.

Ático lo sabe gracias a su amplia experiencia y lo comparte en el almuerzo con su equipo de trabajo y anfitriones, con ese cinismo de diamantes que da el desempeño de alta calidad.

Antes de degustar el vino tinto que acompaña su plato italiano, continúa su parlamento como si estuviera haciendo una de sus grandiosas ventas. 
                         
-Mientras más tengas para invertir, tendrás mayores posibilidades de éxito, aunque esto no es una fórmula infalible. Los equipos de asesoría lo saben de sobra.

Estaba muy claro de dónde se encontraba de visita, pero no conocía el miedo, o mejor dicho, lo conocía tan bien que aprendió a ignorarlo. Una ciudad, un estado, violentamente predecible, con la ley del más despiadado, y que pelea contra la mafia militar que gobierna, es ejemplo de lo bueno y lo malo.

Mientras hablaba, comía, socializaba, su mente no paraba. Observar en silencio es la mayor de las artes. Tan solo con pisar el asfalto de la pista de aterrizaje, el breafing no se comparaba con lo que su inteligencia podía percibir en el terreno real.

Une a esta capital con su gente una enfermiza relación de amor/odio, la cual, ha hecho decidir a muchos ir a un terapeuta, pero rápidamente desisten de esta idea porque saben que la medicación les hará sentir más miserables, sobre todo, al saber que vendrán generaciones de artistas, deportistas, políticos, científicos, funcionarios y gente promedio que se rasgarán las vestiduras declarando su amor puro al país, tal cual como se encuentra.

Cualquier buen filósofo de esta época diría que el mundo es una mierda y, hasta cierto punto, contaría con su entera aprobación, pero ante una realidad tan incierta en lo político, económico y existencial, nadie cuestiona, todos sonríen y aplauden para no quedar por fuera de los regalos y beneficios que reporta la petrochequera.

Enriquecimiento es el principal objetivo, ya sea con buenos consejos, asesoría de imagen, inversiones, encuestas, tráfico de influencias. Podían ser mil y una maneras, todas dentro de lo legal, era su garantía y sello personal, y de la forma menos violenta.

Las tareas que más ganancias producían eran ese tipo de casos donde se juega con la bajeza y los egoísmos. Aprendiendo que el arrepentimiento no es otra cosa que una carga innecesaria para todos.

Precisamente, como se trataba de la hora del almuerzo, su ego obtuvo su dosis de alimentación al comprobar que dos de las cuatro mujeres presentes en la mesa competían para ver quién llamaba su atención. Más tarde, quizás a las cinco, cuando la jornada estuviese a punto de culminar, él les haría saber que ambas habían resultado ganadoras. Si la suerte le sonreía, quizás podría añadir a una tercera a la bacanal.

 Son pequeños presentes cotidianos que se obtienen gracias a esa trayectoria que lo ha hecho ser conocido como El Ninja Misterioso tras el poder, un icono del postmodernismo dark, en sus comienzos, y ahora, no solo una marca o un estándar, sino una experiencia, que debe ser presenciada con los cinco sentidos bien puestos, vengas de donde vengas, seas quien seas.


Lo único que importa es el dinero que estés dispuesto a invertir. Es el único símbolo palpable de la filosofía de nuestros tiempos. 

(c) Edwing Salas
29/04/14
@EdwingSalas

Comentarios