No oda Neruda


No es que lo desprecie,

no es que su sobrevalorada obra me tenga sin cuidado 

No es su utopía de un mundo donde se le pone aureola a demonios y mercenarios
No es esa trillada “callada y ausente” el único verso que se saben los amantes normales 

Nada de eso hasta ahora me ha incomodado.
Es que murió en la ciudad de Santiago y yo nunca lo supe, hasta que salió la trivia y me hizo perder una ronda de Preguntados
(c) Edwing Salas 05/06/14

Comentarios