Llega al Kiosko:



-Una Cerveza

-¿Botella?

-Sí

Saca la botella de Schneider y el del Kiosko le dice:

-No, la de Schneider no la aceptamos así, pero, si querés te doy una Quilmes y te hago el importe y mañana me traés la botella.

-Okey, dale

Le traen la cerveza en una bolsa negra y le entregan un ticket para que retorne la botella al día siguiente, para devolverle el deposito por la misma.

Llega a su casa y saca la botella. 

-¡Es una fucking Brahma! 

Le da pereza volver. La bebe escuchando “She sells sanctuary” de The Cult 

© Edwing Salas
28/10/15

Comentarios