La pizarra de Chaplin



No se trata de vos
Se trata de la invisibilidad
No se trata de la situación
Sino del natural descarte
No se trata de la soledad
Ni de una caída más profunda
Se trata de lo único que al final
Llega a resultar


La relectura de la pizarra
Las palabras de Chaplin
Que de nuevo santifico y venero
Ensalzo el cliché
De servilletas, licor
Y tinta
Un solo vaso
El adictivo maní
Acompañado del péndulo
Que no se detiene en ningún lado
Es el mismo personaje secundario
Que muere en el drama
La comedia
La ciencia ficción
Cuan vasto espacio
Una odisea vacua del  big bang
Se sigue expandiendo el tedio
La constelación preferida


Manos llenas
De moscas inertes
Del verano
Grandes, lentas, atontadas

Fáciles de eliminar
Fáciles de olvidar
Fáciles de identificar


Como el olor del café
Fúnebre despertar
Ese que cada día
Atormenta con su risa


La hechicera llega tarde
Intenta leerse a sí misma
Pero su perfume apurado
Marca la estela de su huída


La infusión del Vultur
Quitará el vértigo de la añoranza
Unas cuantas hojas
Prisioneras enfilmadas 


Mucha altura
Mucha anchura
Mucha demanda 


Es una transparencia admirable
Una luz
Que no se apague
¡Nunca!
Ni siquiera a la distancia 


Porque la pena vale
Y ha valido
Habernos topado en el camino 


Aunque sea
De manera inevitable 


Pero no tanto
Como para destruir futuros
Como ofertas de supermercado
Lo que realmente
Es demandado 





© Edwing Salas
13/11/15

Comentarios