Atolón de pruebas







Realmente nos hubiese gustado que esa maldita isla en el Caribe fuera un atolón. Un pedazo de tierra magmática tragada por el agua y abrazada por la fauna coralina. Donde tiburones y morenas acosarían a sus presas hasta atraparlas con sus filosas dentaduras. 

Las fauces que desangran al elefante con la trompa en alto pertenecen a depredadores escarlata. Su instinto asesino es demasiado voraz, como para ser tomado como simples animales de rapiña. 

El elefante de la trompa en alto tampoco es del todo inocente. Es un animal sin memoria. Carente de instinto de conservación y demasiado petulante. Esa combinación depara destinos fatales a cualquier espécimen. 

Las bestias de la isla brincaron hasta su lomo, se prendieron de su cuello, y ahora, el paquidermo agoniza con la sangre negra saliendo de sus entrañas. 

El inmenso ser de la trompa trata de respirar, pero sus verdugos lo mantienen agonizante, porque ya son amos de su destino.

Siempre estuvieron acechándolo. Pasaron mucho tiempo ocultos entre las sombras, esperando el descuido y la comodidad de su presa. Por fin, se han salido con la suya. 

De esa isla no viene nada bueno, sigue siendo un  gran pantano de sangre y dolor, por mucho que su antiguo némesis, El Águila Calva, intente lavar el sucio acumulado en el fondo de su esencia, lo contra natura emergerá nuevamente, como espuma marítima.
  
El fuego atómico tendría que haberla devorado, llevando a la extinción cada depredador sonriente y lleno de la libertad que otorga la admiración por la astuta maldad. 

El instinto asesino y su fama brindan la mejor de las protecciones. 

Aun no se pierde la esperanza de ver nacer un gran hongo de fuego en esa tierra fermentada con el calcio de osamentas enterradas sin permiso, ocultas, como el rostro de las fieras que aguardan el descuido de cualquier animal al que se le pueda derramar sangre negra, dorada o verde.
  
Nunca ha debido ser una isla, sino un atolón para pruebas atómicas, con o sin seres vivos morando en ella. 

© Edwing Salas
25/01/16

Comentarios