Epístola electrónica



Si la epístola no llega 
ni en la época victoriana
no es culpa de Google 
ni de la Reina

La verdadera culpable 
es la percepción 
que nada tiene que ver 
con nuestro concepto de perfección 

Las latitudes 
de mis tonalidades 
las entonaciones 
de mis grandes desaciertos 

no se comparan 
con los lugares 
que ocupa 
un alma en vuelo 



(c) Edwing Salas 

15/04/16


Comentarios